Instalación de Gas Natural.

Las instalaciones de gas natural.  



Para un profesional acreditado es muy fácil realizar la instalación de gas natural.

Hoy en día, en la mayoría de las ciudades, por muy pequeñas que sean ya existe una red de distribución de gas natural.

Entonces, conectar la vivienda a la red de gas canalizado es un operación que se resuelve en apenas unas horas de trabajo.

Esta operación se hace tanto para una vivienda unifamiliar, un bloque de pisos, un pequeño comercio o una industria.

La normativa actual facilita los croquis de instalación de tuberías, válvulas, ubicación del contador de la vivienda, etc.

Básicamente, consiste en un conjunto de tuberías y válvulas que hacen posible la conexión entre la red distribuidora principal con la instalación receptora de cada una de las viviendas o inmuebles.

En términos generales todas las instalaciones de gas son iguales. Tubo de abastecimiento de gas. Válvula de seguridad. Llave de acometida. Medidor de gas. Llave de paso a la vivienda. Llave de control del aparato. Claro que en el caso de tratarse de una industria el diámetro de la tubería, la presión del gas y otros elementos de seguridad se adaptan a sus necesidades.

En el caso de un grupo de viviendas los medidores se instalan en un punto adecuado y desde allí se distribuye el gas a cada vivienda. Hoy en día los medidores están provistos de sistemas telemáticos que envían la lectura a un centro de lectura, que facilita la seguridad de suministro.

En una vivienda, para facilitar el bienestar de sus ocupantes, ya se dispone de un amplio abanico de gasodomésticos, para casi todo. Así por ejemplo tenemos calderas de calefacción, calentadores de agua sanitaria, cocinas, hornos, chimeneas de gas, calentadores de patio y aparatos de calefacción individuales para cada habitación.

Si usted se plantea instalar gas natural canalizado en su hogar, por favor mándenos un mail y realizaremos el estudio en breve.

El gas natural es una energía muy adecuada para el uso doméstico.

Las razones que la hacen muy adecuada son:

Limpio: No emite residuos ni cenizas al medio ambiente.

Económico: Porque su precio es muy competitivo, el coste de mantenimiento es bajo y la vida útil de los aparatos es longeva.

Seguro: el gas natural tiene la particularidad de no presentar riesgos elevados para sus consumidores.

Práctico: Una instalación de gas natural libera espacios de almacenamiento que aprovechamos para otras necesidades.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar