Instalación de

Aire Acondicionado

Datos de interés sobre Aire Acondicionado:

Para entender el concepto de aire acondicionado debemos entender que se trata de la atmósfera de un espacio cerrado que se encuentra sometida a determinadas condiciones de temperatura, humedad y presión mediante mecanismos artificiales.

El aire acondicionado o acondicionamiento de aire, por lo tanto, es un proceso que consiste en un cierto tratamiento del aire de un lugar cerrado para generar una atmósfera agradable para quienes se encuentran en dicho espacio. Incrementar o reducir la temperatura y el nivel de humedad del aire suelen ser los objetivos más habituales, aunque el proceso también puede implicar una renovación o filtración del aire.

En el lenguaje cotidiano, la noción de aire acondicionado también se utiliza para nombrar a los sistemas o equipos que permiten llevar a cabo el mencionado proceso.

Hoy en día, tanto en locales de diversa índole como en viviendas, el aire acondicionado se ha convertido en uno de los equipamientos imprescindibles para poder conseguir que durante las temporadas de mayor calor, se pueda crear una temperatura agradable en esos espacios.

Por ese motivo, hay que subrayar que en primavera y en verano es habitual acudir a las tiendas de electrodomésticos para poder comprar un equipo de ese tipo. No obstante, esta no es una tarea nada sencilla, ya que existen diversas modalidades:

Split. Bajo esta denominación se encuentran los equipos que se colocan en la pared y que están aconsejados para viviendas o incluso para oficinas. Cuentan con un diseño atractivo y moderno, generan poco ruido y se mantienen de manera muy sencilla.

Cónsola de techo. Otro de los aires acondicionados más usados es este, que se identifica porque se instala mediante una pequeña obra. Está especialmente indicado para espacios de grandes dimensiones.

Los centrales o los portátiles son otros tipos de aparatos que existen en el mercado. Utilizados más bien para situaciones puntuales o de emergencia. Pero, cuyo rendimiento energético es muy bajo.

Para enfriar la atmósfera, se emplea la compresión mecánica que ejecuta un proceso cíclico de transferencia de calor desde el interior de un espacio hacia el exterior. Para esto promueve la evaporación de sustancias refrigerantes que se encuentran en estado líquido a baja temperatura y presión y que se evaporan al extraer el aire del interior. Un compresor se encarga de absorber y comprimir dicho vapor y lo condensa a través de la cesión del calor al aire exterior (más frío). Finalmente el refrigerante, en estado líquido, regresa a través de una válvula de expansión que reduce la presión y la temperatura.

Este ciclo se repite hasta alcanzar la temperatura de confort que son los 21 grados. Se trate de invierno o de verano indistintamente.

Cuando alcanzamos la temperatura de confort el compresor solo ventila pero no enfría ni calienta, hasta que se accione de nuevo el termostato.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar